EL CAMINO DE LAS FUNDICIONES REALES (2)

EL CAMINO DEL PLOMO

DEL MARCHAL DE ARAOZ A LA PUENTE (2)
 


Hoy en día el Agua de Araoz, además de aprovisionar las tierras del Marchal y la propia Cementera, se comercializa para consumo humano y está reconocida como de las mejores de la provincia.
El camino llega hasta un pequeño lavadero junto a los depósitos de almacenamiento del agua abastecido por un grifo conectado a estos depósitos y que desagua en una enorme balsa, hoy en desuso.

Aquí gira a la izquierda y atraviesa la pequeña rambla por una hoy destruida pontana, pasando cerca del afloramiento de la fuente de los Ála
mos entre palmeras pinos y una espesa vegetación, en un trazado bastante sinuoso y con una estrecha subida que obligó en su momento a adosarle unos quitamiedos que aún se conservan.

Estamos en los Llanos de Araoz, donde podemos contemplar una serie de tumbas megalíticas y unos puestos de caza de obra.

Aquí el camino se funde con la carretera de
las Canteras que ya no dejaremos hasta llegar a las Balsas.

Siguiendo la carretera llegamos al puente de Cuesta Colorá y tras coronar esta cuesta (con un esfuerzo adicional debido a su longitud y pendiente), accedemos a rambla Morote donde encontramos un nuevo puente de trés metros de altura y once de longitud.

Unos curiosos “grafitis” adornan sus muros. Uno parece un gallo muy bien conseguido. Estos dibujos son muy comunes en las construcciones de esa época, incluso algunos tienen los nombres de sus constructore y la fecha de su creación.


Coronando un repechón del camino, damos vista, al fondo, en la montaña, a la Cueva de las Palomas y al comenzar el descenso se nos presentan Las Balsas y sus cortijadas, hoy en día más bien chalets, y buscamos el cortijo del Inglés, (al parecer su propietario era de esa nacionalidad).



Parece ser que este cortijo fue en su día Fábrica de Moneda, acuñádose en él la “peseta minera”, moneda de plata con las leyendas:
En su anverso, “Mina Buen Viento Corre- Gádor”, y en el reverso, “Gelices y Peñafiel. 1 Peseta”.


En este lugar el camino se bifurca y tomamos el de la derecha que nos llevará hasta Puente Navarro, ya en el paraje de Las Minas. Este puente tiene una longitud de unos sesenta metros por seis de ancho y otros tantos de alto y es curioso que su arco esté formado en su interior por adobes y no piedra.
A la izquierda podemos contemplar una batería de hornos y unas chimeneas al parecer en muy buen estado de conservación y a la derecha restos de construcciones y cuevas que parecen pertenecer a una venta y a casetas de mineros.
Estas minas, al igual que las de La Partala en Benahadux, eran de azufre y en la década de los 90 (1.890), se desarrolló un pequeño núcleo de población cercano a las minas de unos mil habitantes aproximadamente. Además de tener allí establecidas dos tahonas, cuenta con almacenes de comestibles, herrería y una escuela para primeras letras.
Este “poblado minero” emitió una moneda para uso interno que como ya comentamos se producía en el Cortijo del Inglés, en las Balsas.


Abandonamos el complejo minero y pasamos cerca de una era de trillar construida a un nivel más alto que el camino y tras una pronunciada curva entre trincheras avistamos el Peñón del Rayo y dejando éste atrás, aparecemos sobre el barranco del Cuchillo, desde donde se divisa en la distancia el pueblo de Alhama y comienza el descenso hacia Fuente de Rey .

Si este camino tuvo un “puerto de primera”, utilizando un símil ciclista, este es el lugar. Con una longitud de más de trescientos metros y un desnivel de más del 10 por ciento, la Cuesta de Fuente Rey es, con mucho, el tramo más terrible de todo el trazado.


Para nuestra suerte lo tomamos en bajada, pero aún así se nos hace largo y penoso alcanzar el cañaveral de Fuente Rey en este barranco del Cuchillo.

A media cuesta encontramos los restos de lo que debió ser la Venta de Fuente Rey,
a buen seguro y aunque les brindara comida y descanso, el lugar más temido por los carreteros y sus recuas.

No hace mucho tiempo, en este lugar se podía contemplar el magnífico “Arrecife” con que estaba empedrado este camino, pero hoy en día está desaparecido en todo su trazado, reemplazado por gravilla y tierra compactada para hacerlo más transitable por los nuevos “vehículos” que lo utilizan.
Cruzamos el barranco y atacamos otra subida, que aunque más corta, también tiene una pendiente importante y que nos obliga a esos sobreesfuerzos que más
tarde “pagaremos” los que no estamos muy metidos en estos menesteres en forma de agujetas y tirones musculares. Tras la subida, un falso llano y el paraje de Fuente Mete y varios puentes que han sido cegados para construir abancalamientos en la parte superior.

Ya en el tramo final cruzamos el Collado de los Cosacos y damos vista a La Puente,
creo que el más bello de los puentes integrados en este camino.

Construido sobre la rambla de Huéchar y de un estilo neoclásico, este puente mide unos veintiséis metros de altura por cuarenta y cinco de longitud, está formado por dos cuerpos, el primero, sobre el cauce, es un arco de medio punto de unos siete metros de luz que sustenta al segundo cuerpo formado por tres arcos del mismo tipo, con el central algo mayor que los dos laterales. Las dovelas de los arcos y las pilas son sillares y los rellenos de mampostería. En el interior del vano central del segundo cuerpo, unos contrafuertes rematados en bolas realzan la obra. En uno de los frentes del puente se aprecia la inscripción:

“SE REMATÓ ESTA OBRA EL DÍA 2 DE AGOSTO DE 1.807”.

1ª RUTA REIVINDICATIVA DEL CAMINO DEL PLOMO
AÑO 1.994

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s