MILENIO DEL REINO DE ALMERÍA

1510760_710293115682316_1815983225_n

Presentación1

Anuncios
Imagen | Publicado el por | 1 Comentario

REBELIÓN DE LOS MORISCOS DEL REINO DE GRANADA

 

REBELIÓN Y CASTIGO DE LOS MORISCOS DEL REINO DE GRANADA

En los últimos días del año de 1568, se reunieron en las cercanías del pueblo de Benahadux unos 1400 hombres con la intención de apoderarse de Almería y su Alcazaba. Estaba al mando un morisco de Huécija llamado Brahem el Cacís. El 31 de diciembre cayeron en una emboscada organizada por el capitán García de Villarroel que estaba a cargo de la defensa de Almería.
Esta acción se recuerda como la “encamisá de Benahadux” porque al parecer, los soldados que salieron de Almería iban con las camisolas blancas por fuera, para hacer creer a los sublevados en la oscuridad de la noche, que era un rebaño de ovejas que subía por el río. 

Mármol y Carvajal la relata así en su “Rebelión y castigo de los moriscos del Reino de Granada”:

LIBRO IV

Capítulo XXXVIII

Cómo los moros alzados acabaronde levantar los lugares del río de Almería, y se juntaron en Benahaduz para ir a cercar la ciudad.

 “Luego que la taa de Marchena se alzó, los moros alzados de aquella comarca, habiendo levantado los lugares altos del río de Almería, comenzaron a juntarse para ir a cercar la ciudad, no les pareciendo dificultoso ganarla, por la falta de gente, de bastimentos y de municiones de guerra que sabían que había dentro. Teníase aviso por momentos en Almería de lo que los alzados hacían y del desasosiego con que andaban los que no se habían aún declarado, porque demás de su poco secreto, como había en la ciudad más de seiscientas casas de moriscos, iban y venían cada hora con seguridad a las alcarías y sierras, so color de entender el estado en que estaban sus cosas, y traían avisos ciertos; y aun los mesmos alzados, como hombres bárbaros de poco saber, que no les cabía el secreto en los pechos ocupados de ira, enviaban soberbiamente recaudos para poner miedo a los cristianos, acrecentando las cosas de su vanidad y poco fundamento. Un morisco que venía de Guécija dijo un día a don García de Villarroel públicamente como Brahem el Cacis, capitán de aquel partido, se le encomendaba y decía que el día de año nuevo se vería con él en la plaza de Almería, donde pensaba poner sus banderas; que tomase su consejo y diese la ciudad a los moros, pues no les quedaba otra cosa por ganar en el reino de Granada, y excusaría las muertes y incendios que se esperaban entrándola por fuerza de armas. Otro le trajo una carta del alguacil de Tavernas, llamado Francisco López, en que cautelosamente le decía cómo se iba a recoger en aquella ciudad con la gente de su lugar y de otros que, como buenos cristianos fieles al servicio de su majestad, querían abrigarse debajo de su amparo, y que por venir su mujer en días de parir, se deternía tres o cuatro días en los baños de Alhamilla. Mas luego se entendió el engaño deste mal hombre por aviso de una espía, que certificó ser mucha la gente que traía consigo, y que venía entreteniéndose mientras se juntaban los moros de Gérgal, Guécija, Boloduí y de la sierra de Níjar para ir luego a cercar la ciudad. Estos y otros avisos tenían a los ciudadanos con cuidado; fatigábales la falta de pan, aunque tenían carne, y mucho más la de las municiones y pertrechos; y con todo eso, ayudados de la gente de guerra, hacían sus velas y rondas ordinarias y extraordinarias, y salían cada día a dar vista a los lugares comarcanos, así para proveerse, como para mantenerlos en lealtad, o a lo menos entretenerlos que no se alzasen de golpe. Sucedió pues que el día de a lo nuevo, habiendo salido don García de Villarroel con algunos caballos y peones a correr los lugares del río, llegan no cerca del lugar de Gádor, vieron andar los moriscos fuera dél apartados por los cerros, que no querían llegarse a los cristianos como otras veces; y como se entendiese que andaban alzados, quisiera don García de Villarroel hacerles algún castigo, si no se lo estorbaran los moros de Guécija, que a un tiempo asomaron por unos cerros con once banderas, y se fueron a meter en el lugar. El cual, desconfiado de poder hacer el castigo que pensaba, se volvió a poner cobro en la ciudad, temeroso de algún cerco que la pusiese en aprieto, porque veía que había dentro de los muros al pie de mil moriscos que podían tomar armas, y de quien se podía tener poca confianza; que los cristianos útiles para pelear no llegaban a seiscientos, y esos mal armados; y que dé necesidad se habían de juntar muchos moros, y teniendo tan largo espacio de muros rotos y aportillados por muchas partes que defender, de fuerza habían de poner la ciudad en peligro.

     Vuelto pues don García de Villarroel a Almería, los alzados se alojaron aquella noche en Gádor, y otro día de [219] mañana se bajaron el río abajo, y se fueron a poner una legua de la ciudad en el cerro que dicen de Benahaduz, donde traían acordado de juntarse; y como nuestros corredores de a caballo, que andaban de ordinario en el río, avisasen dello, hubo muchos pareceres en la ciudad sobre lo que se debía hacer. Unos decían que se atendiese solamente a la defensa de los muros mientras venía socorro de gente, pues la que había en la ciudad era poca para dividirse; y otros, con más animosa determinación, querían que se fuese a dar sobre los enemigos, que estaban en Benahaduz, para desbaratarlos antes que se juntasen con ellos los demás, afirmando que solo en esto consistía su bien y libertad. Finalmente se tomó resolución en que don García de Villarroel con algunos caballos y infantes fuese a reconocerlos, y a ver el sitio donde estaban puestos, y el acometimiento que se les podría hacer; y con esto se fue la gente a sus posadas aquella noche, donde los dejaremos hasta su tiempo”.

LIBRO V

  Capítulo III

Cómo la gente de Almería salió a reconocer los moros que se habían puesto en Benahaduz, y cómo después volvió sobre ellos y los desbarató.

“A gran priesa se juntaban los moros de la comarca de la ciudad de Almería para ir a cercarla; y demás de los que dijimos que se habían puesto en Benahaduz, había ya otros recogidos en el marchal de la Palma, cerca de allí, para juntarse con ellos, cuando don García de Villarroel, queriendo hacer el efeto 

de reconocerlos y ver el sitio que tenían y por dónde se les podría entrar, salió de Almería con cuarenta soldados arcabuceros y treinta caballos, y dejando atrás los peones, se adelantó con la gente de a caballo; y para haber de hacer el reconocimiento entre paz y guerra, sin que sospechase aquella gente tan conocida y vecina el intento que llevaba, envió delante un regidor de aquella ciudad, llamado Juan de Ponte, a que les preguntase la causa de su desasosiego, y reconociese qué gente era, y la orden que tenían en el asiento de su campo. El regidor llegó tan cerca de los moros, que pudo muy bien preguntarles lo que quiso, y con seguridad, por ir solo; y cuando le hubieron oído, le respondieron soberbiamente que volviese a su capitán y le dijese que otro día de mañana, cuando tuviesen puestas sus banderas en la plaza de Almería, le darían razón de lo que deseaba saber. Y como les tornase a replicar, aconsejándoles que dejasen las armas y se redujesen al servicio de su majestad, que era lo que más les convenía, algunos dellos le comenzaron a deshonrar, llamándole perro judío, y diciéndole que ya era todo el reino de Granada de moros, y que no había más que Dios y Mahoma. Con esto volvió Juan de Ponte al capitán, el cual tornó a enviarles otro recaudo con el maestrescuela don Alonso Marín, a quien los moriscos de aquella tierra tenían mucho respeto; el cual llamó algunos conocidos, y les rogó que dejasen el camino de perdición que llevaban. Y viendo que era tiempo perdido aconsejarles bien, se retiró, y don García de Villarroel se les fue acercando lo más que pudo en son de guerra, para ver qué tiradores tenían; y como no tirasen más que con un mosquete y dos o tres escopetas, entendió que se podría hacer el efeto antes que se juntasen más de los que allí estaban, especialmente cuando hubo reconocido el sitio que tenían, que, aunque era fuerte, su mesma fortaleza mostraba ser favorable a nuestra gente; porque si la aspereza de una senda, por donde se había de subir, impedía el poder llegar de golpe a los enemigos, esa mesma era defensa para que tampoco ellos pudiesen bajar juntos a dar en los cristianos. Sobre la mano derecha había otra entrada, por donde se les podía también entrar, hacia un cerro que estaba junto al de Benahaduz, lugar áspero para hollar con caballos, y no muy fácil para gente de a pie. Callando pues su concepto, y diciendo a los moros que en la ciudad los aguardaba, aunque los tenía por tan ruin gente que no cumplirían su palabra, se volvió aquel día a Almería, donde halló que le aguardaban con cuidado de saber lo que se había hecho; que cierto le tenían todos muy grande, por ser poca gente la que había llevado consigo. Deste reconocimiento llevó don García de Villarroel determinado de dar a los moros una encamisada la mesma noche al cuarto del alba; y no se osando declarar, según lo que nos certificó, temiendo que la justicia y regimiento lo contradiría por el peligro de la ciudad, si por caso le sucediese alguna desgracia, para tener ocasión de poder salir sin que se entendiese su desinio, dejó una espía fuera de la muralla entre las huertas con orden que a media noche hiciese una almenara de fuego, para que viéndola las centinelas de la ciudad, tocasen arma. Sucedió la ocasión y el efeto conforme con su deseo; porque en viendo la almenara, toda la ciudad se puso en arma, y acudiendo también él al rebato, reforzó los cuerpos de guardia; y siendo ya después de media noche, dijo que quería salir a ver qué rebato había sido aquel, y si andaban moros en las huertas. Y mandando a los soldados que saliesen con las camisas vestidas sobre las ropas, para que en la escuridad de la noche se conociesen, partió de Almería dos horas antes del día con ciento cuarenta y cinco arcabuceros de a pie y treinta y cinco caballos, y entre ellos algunos caballeros y gente noble; y andando un rato cruzando de una parte a otra, por desviarse de las huertas y de los lugares donde le pareció que los enemigos podrían tener alguna espía o centinela, se arrimó hacia el río, y cuando vio que ya era tiempo paró el caballo, y haciendo alto, estando toda la gente junta, les declaró la determinación que llevaba, la causa porque lo había tenido secreto, la importancia que sería desbaratar los moros que estaban en Benahaduz antes que se juntasen con ellos los del Marchal de la Palma y otros, que no podrían dejar de ser muchos; diciendo que él había reconocido los enemigos, gente desarmada y harto menos de la que se presumía; que el sitio donde estaban les era más perjudicial que favorable, y que haciendo lo que debían, con el favor de Dios fuesen ciertos que ternían vitoria, en la cual consistía el remedio y seguridad de los vecinos de Almería, y los que allí estaban serían aprovechados de los despojos de los moros en premio de su virtud. No fue pequeño el contento que recibió nuestra gente cuando supo el efeto a que iban, y loando mucho aquel consejo, movieron todos alegremente la vuelta de Benahaduz. En el camino prendieron tres moriscos, de quien supieron como estaban todavía los moros donde los habían dejado: esto les hizo alargar el paso, y llegando ya cerca, se repartió la gente en dos partes. Julián de Pereda, alférez de la infantería, con cien arcabuceros se apartó por una vereda encubierta [223] sobre la mano derecha, y se puso en el cerro que está junto con el de Benahaduz, donde estaban los enemigos alojados, y llevó orden que en sintiendo disparar la arcabucería, que pelearía por frente, saliese impetuosamente y les diese Santiago; y el capitán con el resto de la gente, llevando los arcabuceros delante y la caballería de retaguardia, se fue acercando al enemigo por el camino derecho, y llegó a descubrir su alojamiento cuando ya esclarecía el alba. A este tiempo las centinelas de los moros habían ya descubierto el bulto de los soldados que llevaba Pereda, y como iban bajos y encamisados, y no se recelaban de cristianos que acudiesen por aquella parte, juzgaron ser ganado ovejuno que traían algunos moros para provisión del campo, y con esto se aseguraron, hasta que vieron venir caballos por la otra parte. Entonces comenzaron a dar voces y a tocar los atabalejos a gran priesa, y se pusieron todos en arma, aunque confusos, como gente mal prática, que no sabían cuál les sería mejor, salir a pelear o defenderse. Dejando pues don García de Villarroel la caballería atrás, como un tiro de honda fuera de un arboleda que llegaba hasta el proprio cerro, cuyas ramas impedían el efeto de las saetas y piedras que tiraban de arriba, metió la infantería por debajo de los árboles, y le fue mejorando hasta ponerla detrás de unas tapias, cerca del vallado de una acequia y de una peña tajada que había hacia aquella parte, donde se tomaba una angosta senda, la cual estorbaba también a los moros poder bajar de golpe a hacer acometimiento. Y cuando le pareció que Julián de Pereda habría llegado a su puesto, sin aguardar más, mandó que los arcabuceros disparasen por su orden, dando una carga tras de otra. Solas dos cargas habían dado, y entonces comenzaba la tercera, cuando los cien soldados hicieron animoso acometimiento por su parte; y como don García de Villarroel oyó el estruendo de los arcabuces, hizo que los peones subiesen por el cerro arriba, siguiéndolos la gente de a caballo, y pasaron por una puentecilla harto angosta, que estaba sobre el acequia. Al principio mostraron los moros ánimo y hicieron alguna resistencia; mas cuando vieron la otra arcabucería a las espaldas, creyendo que matas, árboles y piedras todo era cristianos, como suele acaecer a los tímidos, luego desmayaron. No faltó ánimo en este punto a Brahem el Cacis, el cual hacía a un tiempo oficio de capitán y de soldado, peleando por su persona, y esforzando su gente con ruegos y con amenazas; y cuando vio que todo le aprovechaba poco, apeándose del caballo, con una lanza en la mano se metió entre los cristianos, y hizo tales cosas, que algunos le volvieron las espaldas; mas yendo tras de un soldado que le huía, otro más animoso le salió de través, y le dio un arcabuzazo y le mató. Con la muerte de su capitán, los pocos moros que hacían armas acabaron de desbaratarse, poniendo más confianza en los pies que en las manos, y nuestra gente los siguió, y fueron muertos los que pudieron alcanzar, sin tomar hombre a vida; solos siete moros fueron presos, que se quedaron metidos en una cueva en su alojamiento, y los hallaron unos soldados escondidos. De nuestra parte hubo un solo escudero herido y dos caballos muertos. Perdieron los moros todas sus banderas, con las cuales y con la cabeza de Brahem el Cacis, en cuyo lugar sucedió Diego Pérez el Gorri, volvió don García de Villarroel aquel día a la ciudad de Almería, donde fue alegremente recebido del Obispo y de toda la clerecía, y del común, chicos y grandes, dando gracias al Omnipotente por tan buen suceso, mediante el cual los moros perdieron la esperanza que tenían, y se abrió el camino a otros muchos y buenos efetos. Y bien considerado, Brahem el Cacis cumplió su palabra, pues su cabeza y sus banderas se vieron en la plaza de Almería cuando él dijo. Señaláronse este día don Luis de Rojas Narváez, arcediano de aquella santa iglesia, el dotor don Diego Marín, maestreescuela, el racionero Paredes, don Alonso Habiz Venegas, Pedro Martín de Aldana, Juan de Aponte, Francisco de Belvis, y otros muchos escuderos y soldados particulares. Este don Alonso Habiz Venegas era regidor de Almería y de los naturales del reino, aunque bien diferente dellos en su trato y costumbres, y los moriscos le estimaban mucho, por ser fama que venía del linaje de los reyes moros de Granada; y deseando hacerle rey en este rebelión, le había escrito Mateo el Rami sobre ello, rogándole de su parte que lo aceptase; el cual tomó la carta y la llevó al ayuntamiento de la ciudad, y la leyó a la justicia y regidores, diciéndoles que no dejaba de ser grande tentación la del reinar. Y de allí adelante vivió siempre enfermo, aunque leal servidor de su majestad, procurando enriquecer más su fama con esfuerzo y virtud propria que con cudicia y nombre de tirano. Súpose después de aquellos siete moros que llevaron presos, todo el intento que tenían de ocupar la ciudad de Almería, y otras muchas cosas que confesaron en el tormento; y al fin se les dio la soga que andaban buscando, mandándolos ahorcar de las almenas de la ciudad. Volvamos al marqués de Mondéjar, que dejamos alojado en Dúrcal”.

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LAS MINAS DE AZUFRE DE LA PARTALA EN BENAHADUX

LAS MINAS DE AZUFRE 

 Además de los criaderos de Las Balsas, en Gádor, existen importantes mineralizaciones de azufre en el término de Benahadux, también en el borde nororiental de la Sierra de Gádor. El hallazgo fortuito de azufre en 1873 en el Cerro de los Lobos, y posterior

descubrimiento de una gran bolsada de de azufre veteado en la concesión denominada El Cordonazo, propició una avalancha de registros en la comarca.

Fuera de la zona de Las Balsas la mayoría no resultaron satisfactorios, excepción hecha de El Trovador, a poco más de un kilómetro al suroeste del núcleo urbano de Benahadux. La demarcación de 12 cuadrículas mineras (120.000 m2) en la zona de Las Yeseras de La Partala bajo denominación de El Trovador fue llevada a cabo por Francisco Díaz Abad, natural de Pechina, el 5 de mayo de 1877. Apenas un año después, el 13 de julio de 1878 Francisco Díaz fallece víctima de la tuberculosis, con apenas 30 años. Su padre y único heredero, Manuel Díaz Felices, muere poco después, pasando la titularidad de la mina a los hermanos de este, Juan y Nicolás.

 La avanzada edad de estos y su alejamiento del sector minero les llevan a vender el 80% de las acciones de la mina a Indalecio Córdoba Escámez, vecino de la capital, según consta en escritura pública del 20 de abril de 1881, a cambio del pago de 1.250 pesetas “en monedas de oro y plata”. El señor Córdoba tenía registradas por aquel entonces 8 concesiones mineras para extraer plomo en distintos lugares de Almería, Gádor y Níjar, y una concesión para aguas subterráneas en Benahadux. Alrededor del mismo se configuró un grupo familiar con intereses mineros en distintos puntos de la provincia, del que constan registros de minas hasta principios de la década de los sesenta del siglo XX.

 Siguiendo la tónica habitual de la minería almeriense, el criterio de explotación en todo el coto fue el de la rapiña, a pesar de que el criadero se presentaba en forma de estrato. Como señala la Revista Minera: “La explotación en general no ha sido ni muy ordenada ni muy científica, si se exceptúa la de la excelente mina La Familia (…) El criadero se ha atacado por muchos pozos, sin jaulas ni buenos elementos mecánicos, sino por medios bastante primitivos, como el de las espuertas colgadas de cuerda sin fin.”

 Este diseño de “Malacate” de la Partala es bastante original, pues lo normal es que el “circuito” por donde marcha el animal de tiro esté a ras de suelo y el “tambor” del malacate esté situado en la parte de arriba de la pértiga, como aparece en el dibujo de abajo perteneciente a la “Unión Minera” de Múrcia.

El diseño de la Partala parece más consistente, pues al estar el tambor empotrado en el suelo no necesita el entramado del andamiaje del de la Unión y puede aguantar más el peso de las cubas al hacer menos palanca sobre la pértiga. Tal vez este sea el motivo de su diseño.

Además de azufre, en Benahadux se encontró alunita y una nueva especie mineralógica que se denominó “calafatita”, en honor de D. Juan Calafat, del Museo de Historia Natural de Madrid. De este mineral se podía extraer sulfato potásico, alúmina y ácido sulfúrico. Sin embargo, en un primer momento se despreció, acumulándose en los vertederos. Precisamente, la calafatita encontrada en El Trovador disfrutada de mucha ley en sulfato potásico.

 Para el beneficio del azufre se intentaron diversas soluciones técnicas, decantándose las explotaciones de Las Balsas (Buen Viento Corre, La Familia y Dos Hermanas) por una evolución del modelo de horno italiano (calcarona) que se denominó Horno Gil. Sin embargo, las pérdidas seguían siendo altas, y finalmente fueron sustituidos por los Hornos Claret, que mejoraban el tratamiento de minerales de baja ley (5).El Trovador fue la última explotación en construir instalaciones para el beneficio del azufre, en un momento en el que los criaderos mostraban ya evidentes signos de agotamiento.

 En el número 10.190 del periódico La Crónica Meridional, de Almería (5 de mayo de 1894) se informa de la reciente construcción de una fábrica en dicha mina, que produciría azufres de la máxima calidad. A continuación, señala que “Esta fabricación por vapor de agua tiene privilegio de invención por la novedad de sus aparatos, y por la bondad de sus productos está premiada con gran medalla de oro por la Academia de inventores de París. Los azufres se venden sólo y exclusivamente en “La Partala” y su precio es el mismo que en las minas de las Balsas de Gádor; para cargar por órdenes, diríjanse a don José Batlles, comercio Las Filipinas, calle Real, Almería.”

 Para entonces la titularidad de la explotación había sido traspasada de Indalecio Córdoba Felices a su hija Adela Córdoba Soler, su sobrino Aureliano Buendía Córdoba y su cuñado Vicente Batlles Benítez, mediante escritura pública de 16 de diciembre de 1891.No se ha encontrado vinculación alguna con El Trovador del hombre de negocios neoyorquino William Dexter Marvel, al que en alguna web local se vincula con las minas de La Partala. De Marvel sabemos que, justo por aquellos años, fue el primer concesionario de la cercana línea férrea entre Sierra Alhamilla y Almería, concesión que acabó perdiendo tras un largo litigio en los tribunales, a manos de Herman Borner.

 Tras la Primera Guerra Mundial la minería en toda la Sierra de Gádor se encontraba ya en una situación agónica, y en un estudio aparecido en 1918 el Boletín Geológico y Minero se señala que “actualmente la minería está en gran decadencia y únicamente se trabaja alguna mina de plomo de escasa importancia y los criaderos de azufre de las Balsas de Gádor”. No obstante, durante los años treinta se supone que la sociedad minera debería seguir desempeñando alguna actividad, pues en el expediente de la concesión consta un escrito de Vicente Abad Madolell, viudo de Adela Córdoba Soler, fechado el 20 de enero de 1930, mediante el que solicita infructuosamente notas registrales de dicha concesión. Su petición resulta denegadas al considerar la Jefatura de Minas que las acciones de Adela no entraban en el testamento, pues ella las había vuelto a ceder al padre “con la licencia de su esposo”. Con vecindad en Vallecas (Madrid) Abad Madolell era titular de 106 registros de minas en toda la provincia de Almería. Todas ellas eran de hierro, salvo tres de carbón en Serón y una de azufre en Paterna del Río.

 Más adelante existe una referencia aislada a la existencia de trabajos de investigación minera de alúmina en Benahadux por la empresa pública Adaro en algún momento entre su creación (1942) y 1959, pero ignoramos si la actividad en El Trovador tuvo continuidad en algún momento posterior. En cualquier caso, a diferencia de lo ocurrido en la mayoría de los distritos mineros almerienses, el abandono de las explotaciones no obedeció a la falta de rentabilidad, sino al agotamiento del mineral, del cual existía una elevada demanda para sulfatar la uva de embarque cultivada en nuestra provincia, y que debía ser importado en grandes cantidades.

 Con la entrada de la Ley de Minas de 1973, la Administración intenta notificar a Indalecio Córdoba o Herederos los trámites necesarios para la continuidad del registro. Desde el Ayuntamiento de Benahadux se indica que estas personas son desconocidas, publicándose anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia y decretándose el 30 de julio de 1981 la caducidad de la concesión.

 Existe otra “Concesión” con el nombre de “Mi Marianillo”, registrada por Carlos Martínez en 1882 para la explotación de azufre en el término municipal de Benahadux. Expediente 12.307 (antiguo 12.977), en caja 394.

 “Mucho se ha. venido hablando sobre la riqueza descubierta, hace seis ó siete años, en el sitio llamado Las Balsas de Gádor; hasta el extremo de creer muchos que eran exageraciones de las personas interesadas en aquellos terrenos, por mas que los resultados obtenidos hasta el día han venido probando de una manera cierta cuanto en un principio se dijo…

…Nosotros hemos sido testigos, en el día mismo de nuestra expedición, de haberse descubierto en el sitio llamado la Partala, legua y media antes de llegar á las Balsas de Gádor, un manto de este mineral, un rico y tan parecido al que se extrae de la mina Buen tiempo corre que cotejados, nadie puede dudar que, es del mismo terreno ó manto. La mina donde se ha descubierto esta nueva riqueza tiene por nombre Mi Marianillo y los socios son todos de esta ciudad”…

 Desde finales del siglo XIX hasta 1952, se estima pudieron extraerse 400.000 toneladas de mineral, algo menos que en Las Balsas.

 MARIO LÓPEZ MARTINEZ http://www.patrimonioandaluz.com/

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL ESPARTO

EL ESPARTO.

 El esparto es una planta perteneciente a la familia de las gramíneas y a la tribu de la stipacea.
Las hojas de esta planta son largas, de hasta un metro, y anchas, de uno y medio a cuatro milímetros. Son tenaces y se hallan unidas a la atocha o raigón con una articulación que tienen en la base y que los esparteros llaman uña.
Las raices de las atochas son numerosas, delgadas y entrelazadas, por lo que sujetan bien la capa de tierra vegetal en los parajes donde crece.
El esparto se encuentra en toda clase de terrenos, tanto en los arenosos y poco profundos, como en los pedregosos, aunque requiere climas extremos, inviernos fríos y secos y veranos ardientes, encontrándose hasta a 1.000 metros de altitud.
En España su zona de reproducción es la mitad sur, sobre todo en las provincias de Albacete, Alicante, Almería, Múrcia, Granada y Jaén, siendo las más productivas Murcia y Almería.
En época romana se denominaba “spartum” y Strabón ya en el año 29 antes de Cristo decía refiriéndose a España que sus tierras de interior “unas producen esparto y las otras son buenas”, y para describir el sudeste peninsular lo denomina “Campus Spartarius”, los griegos lo denominaban “Spartarium Pedion”.
Pomponio Mela a mediados del siglo I después de Cristo, comenta sobre el esparto que en la Hispania Citerior se encuentra en una zona de la Cartaginense y sobre su uso que: “Los campesinos confeccionan con él sus lechos, sus fuegos, sus antorchas y sus calzados, los pastores hacen sus vestidos”… “Es Hispania pobre en parte, pero allí donde es fértil da en abundancia cereales, aceite, vino, caballos, metales de todo género, en lo cual va la Gália a la par, pero Hispania vence por el esparto de sus regiones desérticas”. 

Ordenanzas municipales sobre esparto (1558).
 “Ytem los dichos señores dixeron que por quanto de cogerse en esta ciudad el esparto fuera de sazon esta fecho yerba y la obra que se haze no es perfecta, conviene quel dicho esparto se coja en tiempo questa sazonado,  hordenaron y mandaron que de aqui adelante no se pueda coger el dicho esparto sy no fuere desde primero de mayo hasta en fi n de septiembre de cada un año porque entonces está sazonado, so pena de seyscientos maravedis e quel dicho esparto no lo pueda coger syno el vezino desta ciudad y no nyngund forastero”. 
(Archivo Municipal de Almería, leg. 921, p.63.)
Según su tratamiento o elaboración, hay cuatro clases de esparto y tres graduaciones (1ª, 2ª y 3ª) dentro de cada una de ellas: el curado o blanco, el oreado, el cocido y el común.
El esparto blanco se obtiene formando pequeños haces con el más largo y grueso y depositándolos sobre un terreno seco y firme para “solearlo” aprovechando los meses de julio y agosto en que el sol es más intenso:
“el hombre practica la operación, toma el manojo tal como lo ha dado el espartero, le quita el atador y lo tiende, abriendo completamente el manojo abriéndolo en abanico, para lo cual necesita ocupar cada manojo unos sesenta centímetros de terreno en sentido de latitud por una longitud igual a la del esparto”. Durante doce días ha de estar el esparto en este estado. En este día se vuelve con una varita y se deja solear otros ocho más, momento de su recogida ya perfectamente blanqueado.
Si en estos días de puesta al sol ha habido algunos con nieblas matinales, el esparto toma un color amarillento que lo hace más estimado. En caso de no haber nieblas, se suele humedecer artificialmente rociándolo con un poco de agua por las mañanas.
El esparto oreado se obtiene colocando los manojos en hiladas, la cabeza de uno sobre la cola del anterior y dejándolo al sol durante diez o doce días. Pasados éstos se recogen en haces de a diez manojos y están listos para la venta.
Para conseguir el esparto cocido o macerado se sumerge éste en agua, corriente o estancada, durante unos quince o veinte días dependiendo de la época del año. Con esto se consigue que la sustancia gomosa que une las fibras de las hojas se disuelva dándoles más flexibilidad y resistencia. Esta operación se llama enriado. Una vez macerado se saca del agua y se expone al sol hasta su secado antes de su utilización.
El esparto común se emplea tal como se recolecta y solo se tiene algunos días al sol para quitarle la humedad y que no se pudra cuando se almacene.
Para conseguir mayor flexibilidad y resistencia, una vez enriado y seco se machaca “colocando los manojos sobre una piedra o base dura y golpeándolos con una maza cilíndrica y pesada de hierro o madera dura”.Esta operación se ha llegado a mecanizar y se hace con batanes y máquinas de vapor y posteriormente se pasa por un rastrillo de hierro para su cardado. Con esto se consigue despojar a las fibras de la materia leñosa y solo queda una hilaza que habrá que hilar como el cáñamo, con tornos movidos a brazo o con motores hidráulicos.
deorgaz.es/articulo-esparto
Esta materia primase utiliza principalmente en la producción de cordelería, pero los agricultores fabrican con ella garbillos, esparteñas, cubiertas de colmenas, redes para la pesca, felpudos, cojines, aventadores, jaulas, horones, costales para la aceituna, cofines para el prensado de la aceituna y la uva, arreos de caballería, esportones y espuertas para la minería etc.
En el siglo XIX el trabajo en Almería estaba más o menos regulado o dominado por los Gremios, y uno de estos Gremios era el de los esparteros, gente que, utilizando el esparto como materia prima, producían cuerdas, cestos, maromas, redes etc.
Comenzó siendo un trabajo familiar, en el que el “maestro” y su familia y algunos aprendices eran suficientes para atender la demanda local, pero a finales de siglo la demanda aumentó y se comenzó a usar jornaleros y labradores y poco a poco se fue disolviendo el monopolio gremial.
Esta industria doméstica se vio perjudicada por la voracidad de los hornos de fundición de plomo a partir de 1820, enormes consumidores de los atochares más cercanos a los centros manufactureros.
El trabajo del esparto en esta época fue un apoyo importante para la población que en los momentos en que las faenas agrícolas se paraban encontraron otra forma de sostenerse y se comentaba: “como con la dicha tomiza se mantienen los pobres, desde la edad de cinco años para arriba que la saben hacer y ganan su alimento y que sin éste habría muchas criaturas ociosas y necesitadas”.
(http://www.deorgaz.es)
El esparto supuso una fuente de trabajo importantIsima en varios pueblos de la provincia y la ciudad, estimándose que un cuarto de la población subsistía gracias a la ayuda de esta industria. Benahadux fue uno de los pueblos “agraciados” con esta industria y aún se conserva, en el paraje de la Viña, una pequeña factoría de elaboración de esta planta.
Era tal la magnitud social de esta labor, que, como debido a las emanaciones que provocaba la maceración, la mayoría de los trabajadores contraían alguna enfermedad en los ojos, como el tracoma, a los almerienses se les llega a conocer con el apodo de “legañosos”.La mayor demanda hizo que los precios del esparto subieran revalorizando los terrenos en los que se criaba convirtiéndolos en productores de riqueza que ayudó a miles de braceros a compensar la bajísima producción agrícola.
Pero con la riqueza vinieron los problemas, y en algunos lugares gravísimos.
La mayoría de las tierras de un pueblo eran del común, o sea que no pertenecían a particulares sino a todo el pueblo y solo las podían aprovechar o disfrutar los vecinos de ese pueblo. Por lo general eran tierras que no servían para la agricultura y solo producían tomillo, romero y esparto que estos vecinos recolectaban libremente.
Pero con la subida de precios, algunos comerciantes extranjeros y algunos caciques de estos lugares intentaron, con métodos más o menos legales, hacerse con estas tierras y su producción con la argumentación de que “se había permitido el aprovechamiento del esparto a los vecinos pobres por el poco valor que tenía en tiempos anteriores”.
Con esto, llegaron a darse casos en que “braceros y vecinos de los pueblos se vieron despojados, perseguidos y encausados por ir a arrancar esparto donde siempre lo habían hecho”. Algunos se sublevaron ante estas injusticias y así jornaleros de Viator, dirigidos por un tal Antonio el Pintiño de Pechina, asaltaron el Marchal de Fuentes y tras herir al guarda, se llevaron gran cantidad de esparto. La Guardia Civil capturó a dieciocho tras un ligero tiroteo y algunos heridos.
Ya en el siglo XX otra industria utiliza esta materia prima, son las papeleras que elaboraban dicho papel a partir de pasta de celulosa extraída a su vez del esparto.
En Almería, el año 1966 comienza a funcionar Celulosa Almeriense que absorbe casi la totalidad de la producción de esparto, pero pronto comienza a traerlo de Argelia y Túnez, al ser este mucho más barato aunque de menor calidad, y esto agrava aún más la crisis que ya venía padeciendo este sector.
Hay algo que distinguió a la capital en estos años y fue el característico, o más bien repugnante olor a huevos podridos que envolvía a la ciudad en los días de viento de levante.
La fábrica Celulosa Almeriense se encontraba situada próxima a la estación de Almería, al sur de la actual Carretera de Sierra Alhamilla. Se dedicaba a la elaboración de pasta de papel a partir del esparto, que junto con la sosa cáustica y el cloro son las materias básicas para la elaboración de esta celulosa de esparto, cuya producción rondaba las 20.000 Tm. anuales en los mejores años de su existencia.                          

A.B.C. Madrid, 06 de Diciembre de 1.966
CELULOSA ALMERIENSE, S.L. INICIA SUS EXPORTACIONES DE PASTA.
Gran satisfacción para Celulosa Almeriense S. A. buena noticia para sus accionistas e importante beneficio para la economía nacional Celulosa Almeriense ha iniciado sus exportaciones de pasta de celulosa. El primer embarque de 366 toneladas de paste de celulosa blanqueada de esparto, se realizó el 21 de octubre, con destino al Reino unido (Escocia) Este primer envío fue destinado a la firma The Esparto Trading, Co. Ltd. de Edimburgo. El segundo embarque, de 277 toneladas, se ha efectuado el 24 del corriente mes con destino a la misma firma y corresponde a un pedido cursado después de haber recibido el primer envío, es decir, luego de confirmada la excepcional calidad de la pasta. Esta es una realidad ue viene a confirmar las esperanzas y las manifestaciones de un grupo de hombres que, con tenacidad e ilusión, viene dedicando sus esfuerzos y su patrimonio a una obra de interés nacional.                                                                                                                                                                        
 Esta industria entró en una crisis profunda a partir de 1975 debido al encarecimiento de los costes de producción y por el perfeccionamiento de la obtención de pasta de papel a partir de la madera. Declararon suspensión de pagos en 1979 y finalmente cerró en 1981.
Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

LA MINERÍA EN LAS BALSAS DE GÁDOR-1

Francisco Gisbert.  La Crónica Meridional.. Almería, 5 de enero de 1.895.

 LAS MINAS DE AZUFRE DE LAS BALSAS DE GÁDOR.

 A unos 12 kilómetros de Almería, contados sobre la carretera de Lorca, parte hacia la izquierda un ramal de unos 5 kilómetros próximamente, que va  a las ricas minas de azufre enclavadas en la sierra de Gádor, paraje nombrado Balsas de Gádor, (¿término de Alhama la seca?).

La Sierra de Gádor ha tenido desde principios de este siglo una gran importancia, que aún conserva, por la abundancia y pureza de sus plomos; las minas de esta comarca han sido la escuela de donde han salido los inteligentes obreros inventores del sistema de laboreo llamado “trabajos de andaluces”, y del sistema de clasificación por medio del “garbillo”, a que tenían que acudir muchas veces por la falta de agua. Esta Sierra, que casi atraviesa de E. a O. la provincia de Almería, está formada por un terreno bastante accidentado, de escasa vegetación, y en el que se pueden distinguir los tramos más distantes de la escala geológica, así es que mientras unos señalan la existencia del terreno Permiano en dicha Sierra, otros señalan la del Plioceno, habiendo datos que permitan asegurar la presencia de muchos tramos de terrenos intermedios. Pero como los trabajos de la Comisión del Mapa Geológico de España no se ha extendido aún por este intrincado paraje,; como solo existen algunos informes y monografías sueltas de interés completamente local, y por lo mismo impropios para poder trazar la fácies general del terreno; y como por otra parte, no he tenido ocasión de recorrer esta Sierra en toda su longitud y con el detenimiento necesario, me limitaré a su extremo oriental, donde están las minas de azufre…

… El orden en que se presentan las diversas especies minerales es: caliza, margas, anhidrita, yeso y azufre, viniendo después unas arcillas cuarzosas, sin haber llegado aún a encontrar la zona de conglomerados que en el Mioceno  (o aún en el Trias si se comprobase su existencia a un nivel inferior) debían aparecer, por lo que es de suponer que si se hicieran investigaciones profundas, acaso se repitiese la formación de azufre, puesto que no se ha pasado del tramo medio del Mioceno. El azufre se presenta entre el yeso  y la arcilla, unas veces en nódulos y otras en vetas de espesor variable. En general está el azufre formando un manto cuya riqueza oscila entre el 90 y el 15 por 100, pudiéndose asignar como término medio un 30 por 100, pues el azufre de alto tipo está limitado a pequeñas geodas, en algunas de las cuales se han llegado hasta el 97 por 100. El espesor del manto de azufre varía entre muy extensos límites, pues unas veces solo tiene algunos centímetros de espesor, mientras otras han tenido más de 38 metros, como se comprobó en la mina Buen Viento Corre, donde se alcanzó el mantop por medio de un pozo de 18 metros y se continuó hasta los 56 en la zona aguada.

 Las vetas de azufre amarillo casi puro se presentan a veces estratificadas paralelamente, y alternando con azufre negro bituminoso, pero de ordinario están sin orientación determinada, entrecruzándose para limitar trozos irregulares de margas yesosas impregnadas de azufre de poco tipo, de modo que en general el manto de azufres se asemeja en su aspecto a un criadero de los llamados “stockwerks”. Son frecuentes las fallas y cuñas que atestiguan claramente dislocaciones posteriores a la formación de este criadero; y haciendo la salvedad de estos accidentes geológicos, se puede decir en términos generales, que el criadero presenta ondulaciones concordantes con el relieve topográfico, aunque menos acentuadas.

Las concesiones de azufre, en número de unas 40, ocupan una extensión de 400 hectáreas próximamente.

De estas minas solamente la Buen Viento Corre, La Gracia, La Familia, Fin de Año y 2º Cordonazo están en explotación productiva, pues las demás no siempre se laborean, y cuando lo hacen, es más bien con labores de investigación o con labores de rebusca. La explotación comenzó hacia el año de 1.875.

 El sistema de laboreo es muy variable y en relación naturalmente con la forma y potencia del criadero. En general es el sistema de huecos y pilares, aún cuando algunas veces entregado el laboreo a contratistas, han seguido el sistema de arrancar azufre donde lo haya, sea en la forma que fuere y dure la excavación lo que dure y así se explica el porqué hay hoy día tantas minas paralizadas.

El arranque del mineral se hace  a pico o con cuña y marro. Cuando la riqueza del mineral no es grande suelen emplear la polvora, pero solo en los cabos de galerías aislados, en los demás casos no se emplea por ser el azufre muy combustible. Si se abre camino la idea de emplear los barrenos de cal, creo que se habrá conseguido un buen resultado, que se podría completar llevando en la zona rica y potente una explotación de labor atravesada con relleno y en sentido ascendente, para que las partes que a cal agriete por su hinchamiento se desprendan sin recurrir a la cuña ni a la barra.

La extracción se hace con tornos y con malacates de rosario que llevan en los esportones de contrapeso los rellenos y materiales de fortificación. Estos malacates son bastante usados en la provincia de Almería, pero en la sierra de Cartagena no he tenido ocasión de ver ninguno, a pesar de haber muchas minas que están en el caso de emplear este ingenioso aparato que llena perfectamente las condiciones mecánicas de su objeto.

Los cables que se usan son los de abacá, pues los metálicos no se emplean para nada porque se corroen fácilmente a causa de estar la atmosfera constantemente cargada de ácido sulfuroso que pasa a sulfúrico a expensas del aire húmedo.

El desagüe se hace con  cubas y con bombas, pero unas y otras duran poco porque las aguas sumamente cargadas de sulfatos y aún de un poco de ácido sulfúrico libre, acaban por destruir todas las partes de hierro, bien por ataque directo del ácido, bien por concentración de otros metales por medio del hierro. Las bombas que ahora emplean son de bronce, no habiéndose ensayado aún las de plomo y estaño con un poco de antimonio o de alguna otra aleación inatacable. El agua no es muy abundante, lejos de ello, en algunas minas han profundizado más de lo necesario por el momento con la idea de encontrar el agua necesaria para amasar las tierras antes de llevarlas a los hornos y en otras minas tienen que comprar el agua a las colindantes.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LA MINERÍA EN LAS BALSAS DE GÁDOR. -1.890-2

Las Minas de Azufre de Gádor y Benahadux según la Dirección General de Minas y Combustibles (1.891-1.952).

 1.892

En las minas de Sierra de Gádor, los descubrimientos de que se habló en la estadística anterior, no han correspondido á las esperanzas que hicieron concebir, pues sólo las «Memorias» han encontrado en el criadero condiciones favorables; también es digno de mención el descubrimiento que se ha hecho en la antigua mina  La Parrapa, término de Berja, que tanto ha producido antes, por más que no pueda formarse una idea exacta de la importancia de este descubrimiento hasta que se ejecuten mayores trabajos sobre el criadero.                                                                                                                                                    La mina Santo Cristo de la Luz, del término de Dalias, ha seguido produciendo mineral en cantidad importante, dejando el criadero en las líneas que las separa de su colindante San Diego, en muy buen estado, lo que hace suponer que esta última mina ha de corresponder á los gastos que han hecho sus dueños.                                                                                          Las minas de Cabo de Gata siguen en el mal estado que se encontraban el año  anterior y en ellas no ha ocurrido nada que se deba mencionar.          

                                                                                                                    Las plomizas de Sierra Alhamilla Las Aguas y Los Compadres, no producen casi nada y están atravesando un período de crisis.                                                                                      Las de hierro, del término de Pechina, situadas en los Baños, han sido tomadas por la casa de Borner, que se ocupa ahora en desatorarlas y prepararlas para la explotación, ocupándose asimismo la citada casa en reparar y variar el trazado del ferrocarril que de las minas conduce á la capital.                                                                                                              

La explotación de azufre en las Balsas de Gádor sigue próximamente como el año anterior, y sólo en la mina titulada Trovador, del término de Benahadux, se ha hecho un descubrimiento de la misma sustancia, cuya importancia no se puede todavía determinar.

Almería, 9 de Septiembre de 1892.-FRANCISCO IZNARDI

1.911

Criaderos de aluminio y sulfato potásico Grupo minero de Gádor y Benahadux.          Durante el pasado año de 1911 se han practicado numerosos trabajos de investigación en los criaderos considerados como de calafatita que se pretende explotar en estas minas.

En la mina Este y Otros Gallos Cantarán, en una de las labores se han encontrado tres vetas de calafatita, que suman en conjunto unos cuatro metros de espesor, y en el muro una delgada capa de azufre. Más al N. 0. de la labor anterior se halla en el techo la calafatita, y en el muro indicaciones de azufre. En la labor denominada Inglés (núm. 3), y por bajo de la calafatita, se encuentra una capa de azufre de unos 80 centímetros de espesor, término medio. En las minas Carretero y García y San Ildefonso se han hecho 40 labores, todas de calafatita, con un espesor medio de 70 centímetros. En Cuatro Amigos hay siete labores, con un espesor medio de un metro de sulfato doble alumínico potásico. En Gallito y en cuatro labores interiores, el mismo mineral se presenta con un espesor medio de 50 centímetros. En Emilia, en dos labores abiertas en trancada sobre el criadero, éste tiene un espesor de 60 centímetros. 

Estos trabajos han servido para demostrar la industrialidad del criadero, y al Ingeniero Director D. Agustín Marín para hacer un estudio más completo del mismo. En Benahadux, en la zona minera de la calafatita, se recoge una arcilla bastante pura, que se embarca á Cartagena para construir los moldes en las fábricas de fundición.

Exposición Provincial.

En la Exposición de productos provinciales verificada en Almería en Agosto de 1911 se presentaron muestras de minerales, barras de plomo, azufre de las Balsas de Gádor, albayalde, sal de las salinas de Cabo de Gata y Roquetas, mármoles de Macael y granates de Cabo de Gata. Merecieron ser premiados con medallas de oro:                                         Una preciosa colección de minerales de cinc de las minas que en Sierra de Gádor explota la Sociedad Austro-Belga, la instalación de azufre de Gádor y la de sal de la salina San Rafael, de Roquetas, que además de la sal comercial, con hermosos cristales y formando caprichosas figuras presentó una variada serie de productos secundarios.

Con la misma distinción de medalla de oro fue premiada la instalación de mármol de Macael.  Mención honorífica obtuvieron los minerales y lingotes de plomo de Berja, los albayaldes de Almería, los granates de la mina Antonia, de Cabo de Gata, y los ejemplares de hierro de Beires y Gergal.

De los datos recogidos durante el año de 1911, se han producido:

 Toneladas           mineral                                        Pesetas                              

662,4 ————- de azufre …………………………….de       6.224

4.971,4 ———- de cinc.  . . ……… . . ………….. de      95.348

500,0 ———— de cuarzo . . . . . ……………………de        5.000

589,0 ———— de granates .. … . . . . . ………..de       11.780

1.006.039,0 — de hierro ……… .. .. .. ………..….de 4.415.008

227,3 ——— –de plomo … .. .. .. .. .. …………..de       16.913

17.611,0 ——–de plomo argentífero.  .. .. …….de  2.882.592

4.000,0 ——— de sal común .. .. .. .. …………  de      22.000

    Total ………………  .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..  .. . 7.454.868

1.926

Laboreo- Azufre.                                                                                                                     Únicamente la mina nombrada La Familia, del término de Gádor ha producido durante el año de 1926; el número de toneladas extraídas ha sido de 1.500, con 28 por 100 de riqueza en azufre, por valor de 90.000 pesetas. Su explotador es D. Esteban Peñafiel.

Comparando esta producción con la del año anterior, se observa un aumento de 224 toneladas, aproximadamente un 25 por 100.

Beneficio.                                                                                                                                               Una fundición de azufre en Balsa de Gádor. Han trabajado seis hornos produciendo 150 toneladas de producto refinado, que representan un valor de 34.500 pesetas.                     La batería de hornos, sistema Claret, se encuentra instalada en la mina La Familia, única en producción actualmente.                                                                                                     Comparada la producción de azufre de 1926 con la del año anterior, resulta una diferencia a favor de aquél de 45 toneladas, y en valor, de 12.450 pesetas.

Aguas subterráneas.                                                                                                               Además de las aguas que abastecen la población, captadas en la cuenca subálvea del río Andarax, por medio de galería, existen en toda la provincia numerosos alumbramientos de aguas subterráneas destinadas al uso público y al riego, siendo éste el origen de todos los abastecimientos de la provincia.

El alumbramiento artesiano situado en el paraje nombrado Zamarula, junto a la carretera del Puerto Lumbreras, a unos seis kilómetros de la capital, conserva el abundante régimen que una vez normalizada la emergencia de las aguas, muy turbulenta en un principio, venía sosteniendo y que en la actualidad es de 190 metros cúbicos por hora. Se ha practicado un nuevo entubado a 1,5 metros del primitivo, que alcánzó una profundidad de 66 metros; el nuevo alcanza la de 59 metros, repartiéndose el caudal dicho por igual entre uno y otro.

Se proyecta elevar las aguas al nivel del cauce de la Sociedad Nuevos Riegos de San Indalecio, entidad que practica los trabajos de alumbramiento para distribuirlas a los regantes que utilizan dicho cauce, situado a unos 35 metros de altura sobre el nivel de la salida de las aguas artesianas.

A juzgar por la regularidad del caudal y la presión considerable que las impulsa, parece probable que su origen sea algún manto importante de los que, en abundancia relativa, circulan entre las calizas de Sierra de Gádor a favor de las numerosas quiebras que su macizo presenta y que, en relación estrecha con su vecina Sierra Nevada, proveen la mayor parte de los manantiales que se aprovechan en la región occidental de esta provincia.

1.928

Laboreo azufre.                                                                                                                                Han trabajado en 1928 tres minas: «La Familia, El Trovador» y «El Señor del Perdón»; la primera del término de Gádor y las otras dos del de Benahadux. La superficie total de estas concesiones es de 246 hectáreas, habiendo producido 2.230 toneladas de mineral, con ley media de 10 por 100 de azufre, que representan un valor de 20.070 pesetas, registrándose un alza de 842 kilogramos en la producción y baja de 4.600 pesetas en el valor del mineral producido respecto al año anterior.

Fundiciones de azufre.                                                                                                                    Han trabajado las nombradas «Los Leones y La Familia, de Gádor, y El Trovador, de Benahadux, pertenecientes hoy a la entidad Tigon, S. A. La producción total ha sido de 223 toneladas de azufre, por valor de 20.070 pesetas, registrándose un aumento en la producción de 108 toneladas Y una disminución en el valor de 5.000 pesetas, en números redondos, respecto a l927.

1.930

Laboreo azufre.                                                                                                                                  Se han trabajado cinco concesiones de azufre, habiéndose trabajado también, para extracción de azufre, en una mina titulada como de carbón. Tiene en total una superficie de 271 hectáreas, habiéndose producido 2.700 toneladas de azufre, con un valor de 31.671 pesetas, lo que da una baja a la producción de este producto de 3.081 toneladas y de 36.1470 pesetas. Se han hecho algunas labores de investigación, en las minas “Parker”, “El Calvario” y otras del término de Benahadux, sin haber obtenido resultado positivo hasta el presente.

Fábricas.                                                                                                                                            Azufre.                                                                                                                                                   Tan sólo ha dado producción la fundición de El Trovador, de la Sociedad minera Tigón, dando 162 toneladas, con un valor de 31.671 pesetas.

 1.931

ALMERÍA

Esta provincia, importante hace una década de años por sus explotaciones minerales de hierro, plomo, cinc y azufres, puede, en los momentos actuales, señalarse tan sólo por la producción aurífera de Rodalquilar, donde piensan tratar hasta 100 toneladas diarias de cuarzo; pues en las minas de azufre de Benahadux ha descendido la producción a la cifra de 265 toneladas. La explotación de minerales de hierro ha ido decayendo hasta 360.000 toneladas.                                                                                                                                           En cuanto al mineral de plomo, sólo se trabaja, y con poca intensidad (1.586 toneladas), en Sierra Almagrera.                                                                                                                                 Es de notar la explotación de gioberiita, que ha alcanzado a 300 toneladas en un año.                                   En cuanto a la sal marina, sólo se han producido 5.000 toneladas en Roquetas.                    En resumen, el valor de la producción minerometalúrgica, en esta provincia, ha sido de 7.000.000 de pesetas.

 1.933

Benahadux.                                                                                                                                   Sociedad minera Tigon, S. A.                                                                                                                        Para las explotaciones que realiza esta Sociedad en las concesiones de minerales de azufre de este término se han ejecutado las instalaciones siguientes:                                              Hornos.                                                                                                                                             Después de varias pruebas y transformaciones de los hornos primitivamente instalados, ha quedado como definitiva la instalación de 20 hornos sistema conocido allí por hornos italianos y una batería de hornos sistema «Claret», de nueva construcción. Los hornos llamados italianos, están agrupados formando cuatro grupos, uno de ellos de ocho hornos y los tres restantes de cuatro hornos.

Los hornos que forman estos grupos están comunicados entre sí en forma tal, que los humos de unos pasen por los restantes para verificar la fusión de las tortas de mineral, es decir, que el calor aprovechado para la fusión es el del azufre quemado en todos ellos. De estos 20 hornos, hay cuatro de ellos formando grupo, con una cabida de 30 toneladas de mineral, y los 16 restantes con capacidad para 40 toneladas.

Como los minerales de estas minas dan mucho menudo, es necesario para cargarlos en los hornos aglomerarlos, y al efecto se amasan con agua formando tortas, que una vez secas al sol y al aire, están en disposición de ser cargadas en los hornos, facilitando de esta forma el tiro de los mismos. La operación de fusión de cada horno de este sistema italiano dura de veinticuatro a treinta días, contando con la carga y descarga, que dura un día cada operación.

El rendimiento de estos hornos es de 50 a 60 por 100 del azufre contenido en el mineral, habiéndose quemado, por tanto, el resto en la operación de fusión. El principio de la destilación de azufre es variable, pues mientras en unos hornos empieza al segundo día, en otros no empieza hasta el cuarto día.

La batería de cuatro hornos «Claret» es de nueva construcción, como se ha dicho. Comunican los cuatro con una cámara de sublimación, la cual comunica a su vez con una chimenea común a los cuatro hornos. La capacidad de cada uno de estos hornos es de 50 toneladas de mineral en tortas y en grueso. La duración de cada fusión es de unos veinte días, contando en ellos los dos días empleados en carga y descarga del horno, empezando la destilación al segundo o tercer día, y obteniéndose un rendimiento del 60 al 70 por 100 del azufre contenido en el mineral, con un gasto de combustible (carbón de cok) de una tonelada por cada hornada.

Como se puede apreciar de estos datos, el rendimiento de los veteranos hornos «Claret» es superior a los italianos, no sólo en producción, sino en el tiempo que dura la hornada.          La flor de azufre obtenida en la cámara de sublimación no es comercial por tener gran cantidad de ácido sulfúrico, y, por otra parte, es muy reducida la producción de flor en esta cámara.                                                                                                                                               El trabajo que se efectúa en estos hornos se hace en buenas condiciones de seguridad, y su funcionamiento es satisfactorio en el día de la fecha, lo mismo que en los hornos italianos.

 

Máquina de extracción del pozo 10.

La máquina de extracción instalada en este pozo se compone de un motor de gasolina que acciona un torno, y han sido trasladados a la boca de este pozo número 12, donde fueron instalados en el año 1928. El motor es de gasolina, de cuatro cilindros, marca «Le Roí», tiene el número 68.802 y una potencia de 11 caballos, accionando un torno de un solo cable que tiene dos frenos, uno de mano y otro de pie. Este pozo se utiliza actualmente para la introducción de rellenos en la mina, por medio de una cuba que puede cargar 760  kilogramos de piedra. Esta instalación se ha hecho funcionar repetidamente, estando en buenas condiciones para el trabajo.

Máquina de extracción del pozo número 15.

Esta máquina de extracción está accionada por un motor eléctrico de construcción «The English Electric Company Ltd.», y tiene las siguientes características:                              Corriente trifásica, 35 caballos, 500 voltios, 89 amperes y 970 R. P. M., y el rotor: 230 voltios y 70 amperes. El arranque se hace por medio de una resistencia, existe también un disparador automático, que corta la corriente cuando la resistencia de los frenos, y, por tanto, el amperaje se eleva demasiado. Este motor acciona un malacate de dos tambores, marca «M. B. Wild & C° Ltd., de Birmighan», número 13.872, que tiene dos frenos de mano y dos de pie, y que actualmente trabaja con un solo cable de acero de 12 milímetros que va al castillete, y donde está enganchada una cuba que en su día hará la extracción de minerales en la mina el Señor del Perdón.

 1.934

Labores.                                                                                                                                                   Las minas que han estado en trabajos durante el año han sido: «Buen Viento Corre» y «La Familia», del término de Gádor; y <Señor del Perdón> y el «Trovador», del término de Benahadux. Minas Buen Viento Corre y La Familia pertenecen a la Compañía de Tigón, y está arrendada a Agencia de Romero Hermanos. Tienen: 12 hectáreas de superficie, la primera, y ocho la segunda.                                                                                                             Con un pueblo de 20 obreros, la, primera, y cinco, la segunda, se han obtenido 120 toneladas de mineral vendible, que al precio de 310 pesetas tonelada dan un valor de 37.200 pesetas.

Durante el año anterior la producción de estas dos minas fue de 319 toneladas de mineral vendible, que al precio de 310 pesetas dieron un valor de 98.893 pesetas. Diferencia en contra del año actual, 199 toneladas y 61.690 pesetas menos.

Minas «El Señor del Perdón» y «El Trovador» De 226 y 12 hectáreas respectivamente, pertenecen a la Compañía de Tigón y están arrendadas a Agencia Martínez Romero Hermanos. Con un total de 14 y 43 obreros han obtenido 3.027 toneladas dé mineral vendible, que al precio de 216 pesetas dan un valor de 653.832 pesetas. En el año anterior la producción fue de 2.395 toneladas, que al precio de 310 pesetas dieron un valor de 622.450 pesetas. Diferencia a favor del año actual de 31.382 pesetas y de 632 toneladas más.

Resumen de producción de minerales de azufre.

             Año de 1933  Año de 1934      Diferencia:

Toneladas … …..2.714……. …3.147……….. +533

Valor pesetas..207.623… ..691.034.. …+483.411

Industrias metalúrgicas .                                                                                                            Fundiciones de azufre de Benahadux, de dicho término municipal, que explota la Sociedad Minera Tigón, S. A.; con 69 obreros y mineral de azufre de las minas «El Señor del Perdón» y «El Trovador», se han obtenido 3.027,3 toneladas de azufre, que al precio de 315,40 pesetas la tonelada dan un valor de 954.810,42 pesetas.                                                   Durante el. año anterior la producción fue de 2.395,5 toneladas y 75.540,70 pesetas. Diferencia a favor del año actual de 631,80 toneladas y 199.269,72 pesetas más.

1.935

Azufre.                                                                                                                                                          Se encuentran en actividad las minas del término de Gádor propiedad de “Tigón, S. A.”, y que explota la Agencia Marítima Romero Hermanos. Han tenido ocupados 40 obreros en el arranque, que han producido 12.490 toneladas de tierras de azufre. En el año anterior, la producción fue de 11.032 toneladas, o sea que hay una diferencia a favor del año 1935 de 1.458 toneladas.

Ramo de beneficio.                                                                                                                         Fundición  de azufre de Benahadux.                                                                                                  Aneja a las minas de azufre de “La Partala”, del término de Benahadux, propiedad de “Tigón, S. A.”, y que explota la Agencia Marítima Romero Hermanos, hay una fábrica de fundición de azufre para beneficio de las tierras, obtenidas en las minas “El Trovador” y “Señor del Perdón”. Dicha fábrica tiene instalados dos hornos “Claret” y veinte hornos de los conocidos en la localidad con el nombre de italianos, y cuyo funcionamiento se describió en la Memoria correspondiente al año 1933.

El número de obreros empleados ha sido de 69, tratándose toneladas 12.731,100 de tierras de azufre, obteniéndose una producción de azufre fundido de 4.212,594 toneladas, que al precio de 295,00 pesetas la tonelada hacen un valor para la producción de 1.331.215,23 pesetas. El azufre obtenido durante el año 1934 fue 3.027,300 toneladas, con un valor de 954.810,42 pesetas.

Azufre fundido obtenido:

Año:                   Valor en toneladas             en pesetas

1935 … ……………………4.212,594…………..1.331.215,23

1934………………………..3.027,300……………..954.810,42

Diferencia favor 1935.. 1.185,294… .. ………376.404,81

1.936, 1.937, 1.938

Azufre.                                                                                                                                             Estuvieron en explotación las minas del término de Benahadux, propiedad de la Sociedad Tigón, S. A., que explota la Sociedad Romero Hermanos, S. A.

Las producciones fueron: 11.698 toneladas en 1936, 7.018 en 1937 y 7.051 en 1938, resultando un promedio para el trienio de 8.589 toneladas, contra 12.490 toneladas producidas en 1935, resultando una baja media para el trienio de 3,901 toneladas. No fijamos el valor de la tonelada en bocamina, porque este mineral no se vende, sino que lo beneficia en su fundición la propia Empresa.

Fundición de azufre de Benahadux.

Está instalada esta fábrica en las mismas minas de azufre del grupo La Partala, del término de Benahadux. La Sociedad propietaria, Tigón, S. A., tiene arrendadas las minas a la Agencia     Marítima “Romero Hermanos” S. A., que es la entidad explotadora. Como en la Memoria correspondiente a 1935 se indica, tiene esta fundición instalados 22 hornos (dos Claret y 20 de los conocidos con el nombre de italianos). En la Memoria correspondiente a 1933 fue descrita esta instalación.

Las producciones obtenidas en el trienio 1936-1937-1938 fueron:

1936, de 4.037,454 toneladas, por valor de 1.090.112,58 pesetas; 1937, de 3.423,922 toneladas, por valor de 1.078.535,43 pesetas; 1938, de 2.247,543 toneladas, por valor de 2.022.788,70 pesetas.

Totales; toneladas 9.708,919, por valor de 4.191.436,71 pesetas. Promedio trienal, 3.236,307 toneladas, por valor de 1.397.145,57 pesetas.

En el año 1935 se obtuvieron 4.212,594 toneladas por valor de 1.331.215,23 pesetas, resultando una baja en el tonelaje producido en el trienio con relación a 1935, de 976,29 toneladas, y una pequeña alza en el valor, de 65.930,34 pesetas, que no compensa la importante baja en el tonelaje producido, si se tiene presente que la mayor producción corresponde a 1938 y que, por tanto, la valoración está expresada en la mayor parte en pesetas rojas, en tanto que en 1936 se valúa en pesetas nacionales. El resultado real es una baja efectiva para el trienio de más del 25 por 100 con relación a 1935.

Las cantidades de tierras de azufre cuyo beneficio produjo estos tonelajes de azufre fundido, fueron, respectivamente: en 1935, 12.430,000 toneladas de mineral extraído, y en el trienio 1936 a 1938. 8.589 en promedio trienal, resultando, en consecuencia, una baja de 3.901 toneladas para el tonelaje extraído en el trienio con relación a 1935.

1.939     

Minas de azufre.                                                                                                                                     Minas “El Trovador” y “Señor del Perdón”, del término de Benahadux. Explotadas por Romero Hermanos. Durante el año 1939 han proseguido los trabajos de, explotación y preparación de estas minas, obteniéndose una producción de 8.815 toneladas, con un total de 86 obreros empleados en ellas.

Fundición de azufre de Benahadux.                                                                                                     Sita al lado de las minas de azufre de “La Partala”, propiedad de “Tigón, S.A.” y que explota la “Agencia Marítima Romero Hermanos”, en cuya fábrica se benefician las tierras de azufre de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón”. El número de obreros empleados ha sido de 90, tratándose 8.815,17 toneladas de tierras de azufre y obteniéndose una producción de azufre fundido de 2.762,897 toneladas, con un valor para la producción de 891.838 pesetas.

1.940

Azufre:                                                                                                                                                     Continúa la explotación de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón” por “Romero Hermanos’ en término de Benahadux. Durante el año 1940 se han producido 13.199,545 toneladas de tierras de azufre, estando empleados 143 obreros. En el pasado año se han extraído 8.815,17 toneladas, o sea, que hay una diferencia a favor del año 1940 de 4.384,375 toneladas. El valor de esta producción figura en el ramo de beneficio.

Fundición de azufre de Benahadux.                                                                                                             Beneficia las tierras de azufre de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón”, que explota, al igual que las citadas minas, la entidad “Romero Hermanos”, en término de Benahadux, en el paraje “La Partala” y al lado de las minas de azufre. Trabajan 105 obreros en la fábrica y se obtuvo una producción de 6.300,331 toneladas de azufre fundido, con un valor para la producción de 1.939.895 pesetas. En el año 1939 se obtuvieron 2.762,897 toneladas de azufre fundido, con valor de 891.838 pesetas, resultando por tanto a favor del año actual 3.337,434 toneladas y 1.048.057 pesetas.

1.941

Azufre.                                                                                                                                                        Continua la explotación de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón”, por la entidad Romero Hermanos, en termino de Benahadux. Se han producido 12.743,25 toneladas de tierras de azufre con, 148 obreros. La producción en 1940 fue de 13.199,545 toneladas, lo cual representa una baja, en la producción para 1941 de 456,29 toneladas. Estas tierras de azufre son beneficiadas en la fabrica de fundición que se encuentra al lado de las minas y su valor figura en el ramo de beneficio.

Fundición de azufre de Benahadux:                                                                                                          Situada al lado de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón” y al igual que estas, es explotada por la entidad Romero Hermanos, domiciliada en Almería.

Trabajaron durante el año 98 obreros y se obtuvo una producción de 4.690,795 toneladas de azufre fundido de primera y segunda, con valor de 1.599.215 pesetas. En el año 1940 se beneficiaron 6.300,331 toneladas, con valor de 1.939.895, resultando para el año actual un descenso en la producción de 1.609,536 toneladas, por valor de 340.680 pesetas.

1.942

Azufre:                                                                                                                                                               La explotación de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón”, situadas en término de Benahadux, continuó a cargo de la entidad “Romero Hermanos”, con una producción en tierras de azufre de 12.270,340 toneladas, siendo la producción de 1941 de 12.743,200 toneladas; continuando la baja en la producción, que para 1942 ha sido de 473,010 toneladas de azufre fino.

Fundición de azufre de Benahadux:                                                                                                                              Esta fundición, situada al lado de las minas “El Trovador” y “Señor del Perdón”, en término de Benahadux, obtuvo durante el presente año 3.307,000 toneladas de azufre fundido de primera y segunda, con un valor de pesetas 1.340.770. El valor de la producción de 1941 fue de 1.599.215 pesetas.

1.943

Azufre:                                                                                                                                                        La explotación de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón”, situadas en término de Benahadux, continuó a cargo de la entidad Romero Hermanos, con una producción en, tierras de azufre de 9.667,610 toneladas, siendo la producción de 1942 de 12.270,340 toneladas, continuando la baja en la producción.

Fundición de azufre de Benahadux:                                                                                                                     Esta fundición, situada al lado de las minas “El Trovador” y “El Señor del Perdón”, en término de Benahadux, obtuvo durante el presente año 1.535 toneladas de azufre fundido de primera y segunda, con un valor de pesetas 612.465. El valor de la producción de 1942 fue de 3.307.000 pesetas.

BOLETÍN OFICIAL DE LA PROVINCIA DE ALMERÍA Nº 27.                                              Miércoles 3 de Febrero de 1.943

 Jefatura de Minas                                                                                                                                                DISTRITO MINERO DE ALMERÍA

Relación de las operaciones facultativas que se practicarán en los términos y periodos que se expresan a continuación:

 Del 8 Al 15 de Febrero de 1943.

Demarcación del registro minero “San Miguel”, expediente número 37.918.               Término de Benahadux, paraje EI Boliche.                                                                                         Superficie solicitada 18 hectáreas de Arcilla.                                                                         Registrador D. Miguel Rodríguez Cantón, vecino de Benahadux.

Demarcación del Registro minero “San Francisco”, expediente número 38.014.         Término de Gádor, paraje Fuente Navarro.                                                                                         Superficie solicitada 9 hectáreas de  Azufre.                                                                         Registrador Don Francisco García Galindo, vecino de Almería.

Demarcación del registro minero “La Purísima”, expediente número 38.154.               Término de Benahadux, paraje Rambla de Alquivira.                                                                     Superficie solicitada, 43 hectáreas de Calafatita.                                                                     Registrador Don Manuel López Rueda, vecino de Pechina.                                                                 Mina Colindante según el expediente, “San Ildefonso”, número 31.086.                                                   Interesado Minas de Gádor S. A, con vecindad en Almería.

Demarcación del registro minero “Julia”, expediente número 38.165.                       Términos de Benahadux y Huercal de Almería, paraje Cerros de Piedra Negra y otros.                                 Superficie solicitada, 258 hectáreas de Azufre.                                                                       Registrador, Don Ángel de la Torre y Casal, vecino de Madrid.

Demarcación del registro minero “Ya Está”, expediente número 38.175.
Término de Benahadux, parajes, Rambla de Alquivira, El Chuche y otros.
Superficie solicitada, 136 hectáreas de Calafatifa.                                                                   Registrador, Doña María Fernández de la Somera, vecina de Madrid.

Demarcación del registro minero “Si Señor”, expediente número 38.176.
Términos de Benahadux y Huercal de Almería, parajes, Barranco del Pollo,  Cerrón y otros.                             Superficie solicitada, 107 hectáreas de Calafatita.                                                                   Registrador, Doña María Fernández de la Somera, vecina de Madrid.

1.944

Azufre:                                                                                                                                                               La explotación de las minas «El Trovador» y «El Señor del Perdón>, situadas en término de Benahadux, continuó a cargo de la entidad Romero Hermanos, con una producción en tierras de azufre de 7.529,070 toneladas, siendo la producción de 1943 de 9.667,610 toneladas. Continúa la baja en la producción por probable agotamiento del yacimiento, ya que las investigaciones que vienen practicándose en sus extremos no han dado hasta ahora resultado positivo.

Fundición de azufre de Benahadux:                                                                                                             Esta fundición, situada al lado de las minas «El Trovador» y «El Señor del Perdón», en término de Benahadux, obtuvo, durante el presente año, 1.340 toneladas de azufre fundido de primera, con un valor de pesetas 534.660. El valor de la producción de 1943 fue de 612.465 pesetas.

1.945

La producción de minerales de azufre, que en años anteriores venía reducida a la que daba el coto formado por las concesiones El Trovador y Señor del Perdón, que ya estaban en franco descenso, ha sufrido en el año una notable disminución de 2.879 toneladas con relación a la de 1944, o sea, más de 38 por 100, debido a la progresiva baja de la ley en la bolsada de arcillas impregnadas de azufre que constituían el criadero, según se iba extendiendo la explotación hacia sus extremos.

Agotada dicha bolsada, y en vista de que las investigaciones realizadas en estos últimos años por la Empresa no han logrado descubrir ninguna prolongación de la misma, ni otra nueva dentro de las concesiones referidas, la Sociedad explotadora se ha visto precisada, a fines del año, a dar por terminada la explotación del coto, comenzando a abandonar las labores y a levantar las instalaciones, todo ello previa la reglamentaria autorización y en las condiciones fijadas por esta Jefatura del Distrito.

Como no se trabaja en ninguna otra mina de esta substancia, y por el momento no hay indicios de la puesta en marcha de alguna de las concesiones inactivas existentes, se prevé que el Distrito va a dejar de ser productor de azufre, como de antiguo ha venido siéndolo.

Tanto la fundición de azufre del coto de Benahadux como las refinerías de la misma Empresa, sita en Almería, han estado en funcionamiento durante el año. En la primera se ha visto notablemente reducida la producción a causa de la baja en la de tierras extraídas del coto referido, que ha sido solamente de 856 toneladas de azufre fundido de primera, y en la refinería se han obtenido, 2.664 toneladas de azufre sublimado resultarte del tratamiento de otros de baja calidad.

1.946

La producción de mineral de azufre se ha limitado a la que se obtiene en el coto formado por las minas «El Trovador» y «Señor del Perdón», del término de Benahadux, coto que en el año 1946 ha continuado en reducida actividad, a causa de haber encontrado la Empresa una pequeña zona explotable en un extremo de la bolsada de arcillas impregnadas de azufre que, por agotada, tenía el propósito de abandonar a fines del año 1945. En dicha pequeña zona se han obtenido durante el año unas 2.000 toneladas de tierras, o sea menos de la mitad de las producidas en el anterior, en el que ya se acusó un descenso notable respecto a los precedentes.

La fundición de azufre del coto minero de Banahadux ha continuado en actividad durante el año 1946, si bien ha sido muy reducida a causa de la escasa producción de tierras extraídas de las minas, a cuyo beneficio de su contenido en azufre está dedicada, por lo que su producción ha sido casi la mitad de la de 1945. En cuanto a la refinería sita en Almería de la misma Empresa Romero Hermanos S. A., su producción de azufre sublimado resultante del tratamiento de otros de baja ley ha sido también solamente el 66 por 100 de la del año pasado.

1.947

La producción de mineral de azufre se ha limitado a la que se obtiene en el coto formado por las minas <<El Trovador» y «Señor del Perdón», del término de Benahadux, coto que en el año 1947 ha continuado en reducida actividad, explotándose la pequeña zona del extremo de la bolsada de arcillas impregnadas de azufre que, por agotada, había el propósito de abandonar a fines del año 1945. En dicha pequeña zona se han obtenido durante el año 1.933 toneladas de tierras, o sea casi las mismas producidas en el anterior en el que ya se acusó un descenso notable respecto a los precedentes.

La fundición de azufre del coto minero de Benahadux ha continuado en actividad durante el año 1947, si bien ha sido muy reducida a causa de la escasa producción de tierras extraídas de las minas a cuyo beneficio de su contenido en azufre está dedicada, por lo que su producción ha sido casi la misma de 1946. En cuanto a la refinería sita en Almería de la misma Empresa, Romero Hermanos S. A., su producción de azufre sublimado resultante del tratamiento de otros de baja ley, ha sido un 30 por 100 más elevada que la del año pasado.

1.948

La producción de mineral de azufre se ha limitado a la que se obtiene en el coto formado por las minas «El Trovador» y «Señor del Perdón», del término de Benahadux, coto que en el año 1948 ha continuado en reducida actividad explotándose la pequeña zona del extremo de la bolsada de arcillas impregnadas de azufre, que, por agotada, había el propósito de abandonar a fines del año 1945. En dicha pequeña zona se han obtenido durante el año 3.008 toneladas de tierras, lo que representa un aumento considerable sobre la anterior, que fue de 1.933 toneladas.

La fundición de azufre del coto minero de Benahadux ha continuado en actividad durante el año 1948 con una producción reducida, aunque algo mayor que la de 1947, debido a que ha sido mayor la de tierras extraídas de las minas. En cuanto a la refinería sita en Almería de la misma Empresa, su producción de azufre sublimado resultante del tratamiento de otros de baja ley, ha sido un 20 por 100 más elevado que la del año pasado.

1.949

La producción de mineral de azufre se ha limitado a la que se obtiene en el coto formado por las minas «El Trovador» y «Señor del Perdón», del término de Benahadux. En dicha pequeña zona se han obtenido durante el año 2.929 toneladas de tierras, lo que representa un descenso de 79 toneladas respecto al anterior.

La fundición de azufre del coto minero de Benahadux ha continuado en actividad durante el año 1949, con una producción ligeramente menor que la de 1948. En cuanto a la refinería sita en Almería, de la misma Empresa, su producción de azufre sublimado, resultante del tratamiento de otros de baja ley, ha sido mayor que la del año pasado.

1.950

La Producción de mineral de azufre se ha limitado a la que se obtiene en el coto formado por las minas «El Trovador» y «Señor del Perdón», del término de Benahadux. En dicha pequeña zona se han obtenido durante el año 1.605 toneladas de tierras, lo que representa un descenso de 1.324 toneladas respecto al anterior, debido al casi total agotamiento del criadero.

La fundición de azufre del coto minero de Benahadux ha continuado en actividad durante el año 1950, con una producción ligeramente menor que la de 1949. En cuanto a la refinería sita en Almería de la misma Empresa, su producción de azufre sublimado resultante del tratamiento de otros de baja ley, ha sido de 3.524 toneladas.

1.951

La producción de mineral de azufre se ha limitado a la que se obtiene en el coto formado por las minas «El Trovador» y «Señor del Perdón», del término de Benahadux, con un descenso respecto al anterior debido a que va acentuándose el agotamiento del criadero.

La fundición de azufre del coto minero de Benahadux ha continuado en actividad, con una producción muy inferior a la del pasado año. En cuanto a la refinería sita en Almería, su producción de azufre sublimado ha sido de 2.735 toneladas, también bastante menor que el año anterior.

1.952

La Producción de mineral de azufre se ha limitado a la que se obtiene en el coto formado por las minas El Trovador y Señor del Perdón, del termino de Benahadux, que ha sido solamente de 1.682 toneladas, porque va acentuándose el agotamiento del criadero.

La fundición de azufre del coto minero de Benahadux ha continuado en actividad, con una producción similar a la del pasado año. En cuanto a la refinería sita en Almería, su producción de azufre sublimado ha sido de 2.520 toneladas, también sensiblemente igual a la anterior.

 

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

LA CASA DEL PUEBLO, U.G.T.-P.S.O.E.

LAS CASAS DEL PUEBLO.

Las Casas del Pueblo no surgieron como una implantación obligada de las organizaciones obreras, sino que aparecían en los lugares en donde se conseguía una fuerte  consolidación de estas organizaciones.

Antes de la Guerra Civil, la UGT llegó a tener más de 1100 inmuebles en propiedad o en alquiler repartidos por el territorio español. Una 177 Casas se encontraban en territorio andaluz, y  de ellas 15 en la provincia de Almería.

En la mayoría de los casos se ocupaban locales arrendados que con el paso del tiempo  eran adquiridos en propiedad por estas organizaciones, como ocurrió en Pechina.

Otras veces  se compraba un edificio viejo y se derribaba construyendo uno nuevo en su lugar, como ocurrió en Benahadux sobre el año 1920.

Para la financiación y construcción de estas Casas se usaron métodos  como venta de acciones entre los simpatizantes, aportaciones de mecenas particulares o con endeudamientos hipotecarios con Bancos y Cajas. Lo que queda claro es que ni PSOE ni UGT como organizaciones habilitaron  jamás partidas presupuestarias para estos fines. Lo que si se dio en toda España de forma generalizada fue que los afiliados contribuyeran como mano de obra gratuita en la construcción de los edificios.

“Concebidas como lugares para las reuniones y como focos de formación y de concienciación política, las Casas del Pueblo utilizaron los medios y actividades a su alcance, desde la improvisada conversación o discusión política, hasta la organización sistemática de conferencias, charlas y mítines, todo ello con una clara intención informativa y formativa de modo que pudiese transmitir un mensaje orientado a la formación racional, basada en una moral natural frente a la corrupción y el vicio, las costumbres perniciosas para la salud y el espíritu”.

“Recuerda Justo Martínez Amutio, discípulo de Pablo Iglesias:

 “Además de reunirlos para que al conocer la comunidad de intereses y derechos se fomentasen los sentimientos de solidaridad, los dirigentes cuidaban también de facilitar las distracciones a los asistentes a sus locales. La corrupción y el vicio, las costumbres perniciosas para la salud y el espíritu, tenían que ser contrarrestadas eficazmente con el fin de lograr una educación y una formación racional basada en una moral natural. Estaba totalmente prohibido el juego de azar y la venta de bebidas alcohólicas. Una de las principales distracciones era la música y el teatro. Aún en la más humilde Casa del Pueblo se habilitaba siempre un pequeño escenario para poder representar sencillas obras de teatro”.

LA CASA DEL PUEBLO DE BENAHADUX

El edificio de la Casa del Pueblo de Benahadux fue adquirido el 12 de septiembre de 1927 y se encuentra ubicado en el número 2 de la actual calle Humberto Jamsen. Los datos de sus propietarios no quedan muy claros, puesto que no se ha podido acceder a la lectura del Certificado del Registro de la Propiedad. En el inventario emitido tras las incautaciones llevadas a cabo según la Ley de 23 de septiembre de 1939, se cita que dicho edificio estuvo inscrito a nombre de la Sociedad de Obreros Agricultores y Similares de Benahadux “La Progresiva”, afiliada a UGT.

Tres años antes, el 27 de mayo de 1924, se había constituido La Sociedad de Obreros Agricultores y Similares “La Fraternidad “La Progresiva con el objeto de conseguir “el mejoramiento, perfección, defensa, desarrollo y unión armónica de los intereses morales materiales de todos sus socios”. Sus ideas eran afines a las de la Unión General de Trabajadores y por ello, desde el momento de su constitución, emitieron una solicitud de ingreso que quedó reflejada en las Actas de UGT de 1924 y, según consta en las correspondientes al año 1937 el Sindicato les concedió el ingreso solicitado, pasando a formar parte, desde ese momento, de la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra de UGT.

El edificio se conserva aún en la actualidad y ha sufrido escasas remodelaciones desde el año de su adquisición. Según nos describe Miguel Soriano Cruz, nacido en Benahadux el 15 de diciembre de 1925, en un primer momento se adquirieron dos casas que fueron derribadas, y en el solar resultante levantaron, con la mano de obra de los afiliados, el edificio que se destinaría a Casa del Pueblo. Se trataba de un edificio de una única planta, con una fachada formada por dos puertas y una taquilla, el color de la fachada era blanco. En su interior existía, y continúa existiendo, un sótano y un amplio salón teatro con escenario y bastidores, vigas al descubierto en el techo y dos amplios ventanales. Por los datos contenidos en los inventarios de los bienes que fueron incautados en base a la Ley de 23 de septiembre de 1939, sabemos que la superficie total era de 120 metros cuadrados.   En el año 1932, se encontraban domiciliadas en la Casa del Pueblo cinco organizaciones, dos de las cuales eran de carácter político, sin embargo, únicamente se ha podido demostrar, porque así aparece referido en la documentación conservada de aquella época, que el Sindicato de los Obreros Mineros y Similares de Almería UGT, constituido en el año 1930, tenia su sede en el “Centro Obrero de Benahadux”. El resto de asociaciones y partidos domiciliados, según recuerda Miguel Soriano Cruz, poseían afinidad con las ideas socialistas y las de carácter comunista se encontraban establecidas en otra dirección.

Las sociedades documentadas de Benahadux en esta época son las siguientes:

 Sociedad de Obreros Agricultores y Similares -La Fraternidad- -La Progresiva-.

 Como ya se citó anteriormente, se constituyó el 27 de mayo de 1924. En el momento de su creación se encontró domiciliada en un local alquilado de la Calle de Granada. 14, y los primeros miembros elegidos para formar parte de la Junta Directiva fueron: Presidente, Manuel Rodriguez Hernández. Vicepresidente, José Gongora Mondejar. Secretario, Ignacio Góngora Mondéjar. Vicesecretario, Juan García Castellón. Tesorero, José Gómez Marín. Contador, Miguel Pérez Mota y Vocales, Francisco Felices González, Juan Berenguer Mañas y Rafael Beltrán Beltrán.

Vicesecretario, Juan García Castellón. Tesorero, José Gómez Marín. Contador, Miguel Pérez Mota y Vocales, Francisco Felices González, Juan Berenguer Manas y Rafael Beltrán Beltrán.

Sindicato de los Obreros Mineros Similares de Almería UGT.

 La Sección de Benahadux fue constituida el 19 de octubre de 1930 con el objeto de mejorar las condiciones morales materiales de sus asociados utilizando todos los medios lícitos al amparo de las leyes del Estado, muy especialmente la legislación del trabajo, perteneciendo, como sección federación, a la Federación Nacional de Obreros Mineros Españoles y Unión General de Trabajadores de España”. Los primeros miembros elegidos para hacerse cargo de la Junta Directiva fueron: Presidente, Emilio Vela Soler. Vicepresidente, Antonio Hernández Martínez. Secretario, Juan Berenguer Colomina. Vicesecretario, José Torres García. Tesorero, Nicolás Martínez Cuadrado y Vocales, Antonio Ocaña Rodriguez y Francisco Berenguer.

 Juventud Socialista de Benahadux.

Se desconoce la fecha de su creación y la dirección en la que se encontró ubicada en el momento de su constitución. El primer documento que poseemos de este partido corresponde al día 12 de junio de 1932, en el que se comunica la elección de la nueva Junta Directiva: Presidente, Manuel Góngora Rodríguez. Secretario, Francisco Martínez Berenguer. Tesorero-Contador, Francisco Pardo Plaza. Vocal 1°, Luis Gómez García. Vocal 2°. Francisco Berenguer. 3°, Francisco Gómez Plaza. Posteriormente, en otro documento que corresponde a la aprobación de un nuevo Reglamento de la Juventud Socialista, fechado en 25 de abril de 1935, se cita a la Casa del Pueblo de Benahadux, situada en la calle Pablo Iglesias 2, como domicilio social de este partido. En este Reglamento se establecen los siguientes objetivos: “La Juventud Socialista defenderá apoyará los postulados del Partido Socialista Obrero Español: tendrá como programa convencer a los jóvenes de ambos sexos de la bondad justicia del programa marxista: organizar la propaganda necesaria para llevar al convencimiento de las masas proletarias la necesidad de una acción conjunta que nos permita el fin de nuestras aspiraciones; los afiliados a la juventud procurarán dar ejemplo de disciplina en todos sus actos procurando que en los Sindicatos a que pertenezcan la labor que desarrollen sea de utilidad a los fines que perseguimos.”                                                                     

       Asociación “El Libertario”.

De esta Asociación únicamente se conoce la fecha de su constitución, el 8 de marzo de 1934.

 Agrupación Socialista de Benahadux.

Se desconoce la fecha de su constitución v Reglamento, El primer documento que se ha localizado se trata de un escrito en el que se informa de la elección de la nueva Junta Directiva, fechado en julio de 1932: Presidente, Francisco Rodríguez Hernández. Vicepresidente, Miguel Olivero Sánchez. Secretario, Juan Berenguer Colomino. Vicesecretario, Antonio Gómez Montesino. Tesorero-Contador, Francisco García. Vocal 1°, Manuel Cazorla Hernández. Vocal 20, Juan (ilegible) Borras. El domicilio de la Agrupación Socialista se encontraba situado en la calle Pablo Iglesias 2, según consta en un escrito fechado el 27 de enero de 1936. Por otro lado existe una contradicción, puesto que el día 6 de julio de 1935 la Agrupación Socialista enviaría una solicitud de disolución al Gobernador Civil, firmada por el Presidente y el Secretario de la misma, sin embargo en el año 1936 continuaría emitiendo escritos en los que se comunicaba la elección de los nuevos miembros de la Junta Directiva, los movimientos de altas y bajas producidas en al año 1935 y la revisión de cuentas correspondiente a este último año.

 Partido Republicano Radical.

De este Partido Político únicamente se ha localizado un Reglamento redactado y aprobado el 30 de agosto de 1932. Sin embargo no existe documentación alguna posterior a la misma en la que se cite la fecha de su constitución o se muestren las actividades que se llevaron a cabo durante su funcionamiento. En el Reglamento se citan los objetivos por los que fue creado “la defensa de los derechos del hombre, la propaganda de sus ideales, el triunfo de la democracia procurar a sus asociados cultura beneficios mutuos recíprocos. Su domicilio social se había establecido en el Barrio de la Cruz de Mayo número 1.

(1).-“El 30 de agosto de 1932, el Comité Local del PRR de Benahadux aprobó el reglamento de funcionamiento y lo remitió al Gobierno Civil. Constaba de diez artículos y en el primero de ellos se fijaban como objetivos del partido la defensa de los derechos del hombre, la propaganda del ideario radical, el triunfo de la democracia, la instrucción cultural y el beneficio mutuo de sus asociados. Las condiciones requeridas para ser afiliado eran ser mayor de dieciocho años, observar buena conducta moral y ser admitido por la Junta directiva, previa presentación de la hoja de inscripción firmada por el interesado.

La dirección y representación del PRR de Benahadux correspondía a su Junta directiva que estaba compuesta por un presidente, un vicepresidente, un secretario, un tesorero y dos vocales, que eran elegidos en Asamblea general por mayoría de votos. Las competencias de la Junta directiva consistían en:

1.- Cumplir y hacer cumplir las órdenes emanadas de los organismos superiores y la secretaría general del partido.

2.” Orientar y dirigir la propaganda política en el territorio de su jurisdicción, con arreglo al programa ideario del partido y a las iniciativas que reciba.

3.- Dirigir la organización electoral, para toda clase de elecciones que se celebraren.
4. – Aprobar la admisión de afiliados que desearan inscribirse en el censo del partido.
5.- Sostener las relaciones políticas con los organismos del partido en la provincia y en general.

La Asamblea general, el otro órgano del partido, estaba constituida por todos los afiliados inscritos en el censo del partido de su demarcación y se reunía obligatoriamente una vez al mes, con el objeto de que la Junta directiva diera cuenta de sus trabajos, y con el propósito de inspirar las normas de conducta a seguir por el partido. También tenía que reunirse para elegir a los candidatos a concejales de su término municipal. La Asamblea general tenía reconocida plena soberanía en sus deliberaciones y acuerdos, que se tomaban por mayoría absoluta, igual que los de la Junta directiva, y eran de obligado cumplimiento para todos los afiliados.
El reglamento de la asociación delimitaba también las funciones de cada uno de los miembros de la junta directiva. Así, el presidente, que ostentaba la representación del partido en cualquier acto, se encargaba de dirigir las discusiones tanto en la junta directiva como en la Asamblea general, y tenía que autorizar con su firma cualquier documento del partido. El vicepresidente sustituía al presidente en todas sus funciones en casos de ausencia o enfermedad. El secretario llevaba el libro de actas de las sesiones, las cuales tenía que firmar junto con el presidente. Era el encargado de la correspondencia oficial del partido y de la convocatoria de las sesiones tanto de la Junta directiva como de las asambleas generales, por orden de la presidencia. El tesorero tenía a su cargo la recaudación y custodia de los fondos del partido, que se obtenían por cotizaciones de los afiliados, donativos,…; y llevaba la correspondiente cuenta justificada de ingresos y gastos, que periódicamente, mes tras mes, sometía a la aprobación de la Junta directiva.

Se reconocía la autonomía del Comité Local, cuya Junta directiva podía crear un reglamento interno de gobierno, pero siempre de acuerdo con los dictados por el Comité Provincial al que debían consultar las dudas y casos no previstos.

El PRR de Benahadux, con domicilio social en la calle Barrio de la Cruz de Mayo, número 1, de dicha localidad, establecía que, en caso de disolución, los bienes de la asociación se dedicarían al pago de las deudas del partido local si las tuviera, y el sobrante se destinaría a la beneficencia local.”

(1).-(Antonio López Castillo. El Republicanismo de Centro. El Partido Republicano Radical de Almería durante la Segunda República 1931-1936).

Sociedad de Obreras de la Agricultura “Aurora Roja”.

Fue constituida el 4 de enero de 1933, tras reunión celebrada en la Calle Pablo Iglesias número 2, domicilio de la Casa del Pueblo. Las primeras personas elegidas para formar parte de la Junta Directiva fueron: Presidenta, Carmen Felices González. Vicepresidenta, Adela Jiménez Hernández. Tesorera, Francisca Ortega Gómez. Contadora, Inés…. Secretaria, Francisca Moreno Alvarez. Vicesecretaria, Dolores Úbeda Capel. Vocales, Josefa Díaz Martínez y Rosario García Molina.

Agrupación Local del Partido Agrario Español.

 Fue constituida el 18 de mayo de 1934 con domicilio provisional en la calle García Hernández número 20. Posteriormente, en un documento fechado en 19 de julio de 1934 se comunicaría al Gobernador Civil que el domicilio de esta Agrupación había sido trasladado a la Plaza de la República número 1. En el primer articulo de su Reglamento se establecía que “Esta Agrupación local se organiza bajo la ideología política y espiritual del Partido Agrario Español, de la que es filial tiene como principal objeto el poner en práctica su orientación económica-política a base de la defensa fomento de la riqueza nacional en todas sus manifestaciones, en especial de la producción agrícola, forestal y ganadera que estima es el sostén de la economía española”.

Los primeros miembros de la Junta Directiva, elegidos el 1 de junio de 1934, fueron los siguientes: Presidente Honorario, José Martínez de Velasco. Presidente, Antonio Mañas Aguilar. Vicepresidente. Juan Rodríguez Álvarez. Tesorero-Contador, Miguel Martínez Morales. Secretario, Miguel Rodríguez Ferrer. Vocal 1°, Francisco Ros Méndez. Vocal 2°, José Ametis García. Vocal 3°, Gonzalo Felices Borras.

Radio Comunista.

 Fue Constituida el 27 de mayo de 1937 con el objeto de “luchar políticamente por la total emancipación de los trabajadores el establecimiento de un régimen de igualdad social”. Se encontró domiciliada en la Plaza de la República número 1 y los primeros miembros del Comité elegidos fueron: Presidente, Manuel Robles Gázquez. S. de Organización, Anita Rodríguez Sanmartin. S Administración, Juan V… Rodríguez. S. Prensa, Francisco Abad Puertas. S. de Agitación y Propaganda, José Felices Jaén. Revisor de Cuentas 1°, Manuel Cruz Góngora. Revisor de Cuentas 2°, Antonio Rueda Góngora. Revisor de Cuentas 30. José Salas Rodríguez.

Con respecto a las actividades que se llevaban a cabo en la Casa del Pueblo. Miguel Soriano recuerda como en dicho lugar tenían a menudo lugar reuniones de los miembros del Partido Socialista y UGT, así como celebraciones de mítines en los que intervenían personas del pueblo y representantes políticos llegados de otras localidades. Se debatían cuestiones relacionadas con las mejoras de condiciones en el trabajo de explotación de azufre de la mina de la “Partala”, por ejemplo, puesto que según cuenta, en aquellos momentos existían mil y pico de personas procedentes de Pechina, Rioja, Huercal,  Gádor y Benahadux empleadas en dicha labor. El padre de Miguel Soriano, Francisco Soriano García, desempeñó el puesto de Presidente del Sindicato Minero durante algunos años. Para ello debía de supervisar las tareas de producción de azufre y viajar a Almería capital para comunicárselo a los propietarios.

Algunos de los miembros que recuerda que formaron también parte de la Junta Directiva junto con su padre fueron: Emilio Vela, Secretario y Manuel Rodríguez, Tesorero. Las actividades de carácter lúdico y cultural que mejor recuerda son las representaciones de teatro, a las que acudían los miembros del pueblo y de la Barriada de las Chuche. El cuadro artístico se encontraba formado por gente de Benahadux “Nicolás Martínez, Domingo Salas, Francisco Luis, que era practicante. muchas muchachas” y añade que en ocasiones “iban a hacer teatro a Fiñana a otros pueblos de la provincia”. Las celebraciones del Primero de Mayo, siguiendo el hilo de los recuerdos de Miguel Soriano, partían con las banderas en manifestación desde la Casa del Pueblo hacia la Barriada del Chuche, donde se ofrecían unos mítines,  volviendo  posteriormente a Benahadux y en unos pinares situados a la salida del pueblo hacían una chocolatada con música y baile hasta el final del día. Existía también en la Casa una cooperativa de consumo, un grupo deportivo y una biblioteca circulante con más de 200 volúmenes

Con el final de la Guerra Civil la Casa del Pueblo fue clausurada sin sufrir ningún destrozo “únicamente se quemaron los santos”, afirma Miguel Soriano, haciendo referencia a los daños sufridos en el pueblo. Los miembros de la Casa del Pueblo fueron detenidos poco después por la Falange y enviados a prisión, pero según afirma en Benahadux no se produjo ningún fusilamiento. Únicamente fallecieron algunos de los que marcharon a la guerra, entre los que se encontraba su tío Manuel Cruz Morilla.

El 23 de julio de 1941 la Casa pasó a ser propiedad de la Delegación Nacional de Sindicatos por acuerdo de la Comisión Calificadora de Bienes Sindicales Marxistas y posteriormente fue cedida a la Hermandad de Labradores v Ganaderos.

Tras las Reclamaciones llevadas a cabo por UGT para recuperar el patrimonio incautado, en base a la Ley. 4/1986 de Cesión de Bienes de Patrimonio Sindical Acumulado, la Casa fue devuelta a UGT v al Partido Socialista. Actualmente, sirve como centro de reunión semanal del Sindicato y del Partido y como salón de celebraciones.                                                                  

FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS DE ANDALUCÍA

http://www.fudepa.org

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario